Moda responsable: Laura Londoño habla sobre la transformación del cáñamo a prendas cómodas y versátiles

por Nov 11, 2021Uncategorized0 Comentarios

Se estima que la industria del cannabis podría lograr un movimiento global de US$166.000 millones en el mundo, si los gobiernos respaldan las iniciativas que hay en salud, belleza y ahora en moda. En este último tema se encuentra trabajando la actriz Laura Londoño, con un equipo que complementan Nicolás Vásquez y Paz Morales para darle vida a la marca de ropa y calzado Stardog Loungewear, de Flora Growth.

La línea de moda de la compañía colombo canadiense, produce fibra de cáñamo para la confección de prendas de primer nivel. La actriz y emprendedora que ha impulsado otras marcas como Almost Virgin y Mambe, estuvo en entrevista con La República y habló sobre los objetivos en industria de la moda responsable.

¿El tabú detrás del cannabis es una barrera para los derivados?

La historia es poderosa, pero es claro que el tabú es grande, son tantas las propiedades reales de la planta que la verdad siempre sale a la luz, se han encargado de crearlo. Estamos ante una planta tan poderosa que la gente poco a poco va encontrando que no es solo marihuana; por eso cada vez hay más interés, estudios, y esa parte racional crece sola.

¿Por qué entrar a la industria de la moda con cáñamo?

Stardog nació en medio de la pandemia, la ropa está hecha con ‘hemp’ o cáñamo, una fibra obtenida del cannabis que tiene mayor durabilidad, frescura, capacidad antibacterial y deja una menor huella ambiental, comparada con el algodón. Nosotros vemos cómo el cáñamo es una nueva tendencia en la moda consciente.

Encontramos varias de sus propiedades luego de varios estudios, en otra época las fibras de este tipo se consideraban un proceso ilegal, pero el mundo ha evolucionado y ahora encontró que estos materiales pueden ser el futuro.

¿Acaso cómo se diferencia frente a lo clásico, como el algodón por ejemplo?

Una prenda de algodón cuando se lava empieza a deteriorarse, ahí empieza el concepto de fast fashion al que estamos acostumbrados; entonces es ir contra eso, lo que realmente se busca con esas prendas es consumir más. Entonces, la ropa de algodón, la usas y desde una segunda lavada empieza su ciclo de deterioro, y descomponerla puede ser algo de cientos de años. Entonces con fibras de cáñamo es cinco veces más fuerte, es realmente muy resistente.

Entra en un proceso de descomposición y es una fibra antibacterial, su cultivo no necesita pesticidas incluso, y el nuestro es orgánico. Los cultivos de cannabis necesitan menos extensión de tierra y cantidad de agua, las cifras son aterradoras, la industria de la moda es la segunda más contaminante, y todo el mundo se viste, por eso nuestra propuesta.

¿Cuál es el perfil de los diseños, y hasta ahora qué es lo que más buscan los clientes?

Esta es una marca que nació unisex, no queríamos que fuera una marca de solo hombres, pero yo por ejemplo soy feliz colocándome las cosas holgadas que bien pueden ser masculina. Ahora por ejemplo lanzamos una cápsula de mujer buscando comodidad y versatilidad; los zapatos son cómodos, tenemos alpargatas y tenis, buscamos que sea perfecto para ir a una comida, a pasear, para que se use como mejor se sienta. Por ahora tenemos tiendas en La Colina, Andino y Unicentro, estudiamos una apertura en Miami.

Fuente: La República

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *